Recetas de hummus

Cómo hacer hummus

Timbal de berenjena y hummus

El hummus, además de ser delicioso y poder comerse solo como entrante o como primer plato, puede formar parte de un gran número de elaboraciones gastronómicas como la que vamos a compartir contigo en ese artículo, una deliciosa receta de timbal de berenjena y hummus.

La berenjena, al igual que el hummus, son ingredientes muy utilizados en el recetario de muchos países de Oriente Medio y esta unión de ingredientes hace que esta elaboración tenga un sabor excepcional que deberías probar.

Timbal de berenjena y hummus

Ingredientes para el timbal de berenjena y hummus

  • 300 gramos de garbanzos cocidos.
  • 3 berenjenas medianas.
  • 8 tomates pequeños.
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (suave)
  • 1 cucharada de tahini.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • 1/2 taza de perejil fresco recién picado.
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Esta receta es una fantástica forma de incorporar las hortalizas y las legumbres a la dieta y de hacerlo de una manera verdaderamente deliciosa que sorprenderá a cualquier comensal. La mezcla de estos ingredientes hace un tándem delicioso que aporta un gran número de beneficios nutricionales.

Por ejemplo, los garbanzos proporcionan hidratos de carbono de absorción lenta, lo que proporcionará energía para todo el día y también ayuda a reducir o evitar los picos de glucosa en la sangre, ayudan a prevenir la diabetes y la obesidad y gracias a sus antioxidantes ayudan a retrasar el envejecimiento.

¿Se puede pedir más a un alimento como este?

Modo de elaboración

El primer paso de esta receta pasa por precalentar el horno a 180 grados. Mientras llega a esa temperatura hay que limpiar bien las berenjenas y cortarlas en rodajas de aproximadamente medio centímetro de grosor. Posteriormente, hay que engrasar la bandeja del horno con aceite o poner un papel parafinado especial para horno.

Ahora tendremos que poner las rodajas de berenjena, salpimentarlas al gusto y asarlas a 180 grados durante unos 15 o 20 minutos aproximadamente.

Mientras las rodajas de berenjena se van haciendo, podemos ir preparando el hummus. Para ello, hay que lavar los garbanzos* bien y triturarlos junto al ajo pelado, el tahini**, el zumo de limón, y el comino. Después hay que salpimentar y mezclarlo todo hasta que se consiga una textura fina, pero con cierta consistencia. Una vez hecho, lo reservaremos.

Por otro lado, podemos comenzar a preparar el acompañamiento, dorando los tomates, escaldando el perejil, refrescándolo, picándolo y mezclarlo bien con el aceite. Ahora ya solo queda la última fase del plato que es emplatar y servir.

Se puede hacer con o sin molde, aunque con él será mucho más fácil. Hay que poner una rodaja de berenjena en la base, después una capa de hummus, otra capa de berenjena y así sucesivamente hasta rellenar el molde o hasta que tenga cierta altura. Como guarnición se puede hacer un cordón de aceite de perejil y colocar los tomates dorados. Se puede acompañar también de cebollino o hierba limón picada para aportarle un delicioso toque de frescor.

* Los garbanzos pueden ser de los que vienen en conserva, con lo que solo tendríamos que escurrirlos bien para trabajar con ellos y hacer el hummus con el resto de ingredientes. Si prefieres garbanzos secos, lo que debes hacer es ponerlos a remojo el día antes de preparar esta receta para que estén listos para el hummus.

** El tahini es una mezcla de sésamo tostado (ajonjolí) con un poco de agua. Se puede comprar hecha o hacerla, bien con el sésamo ya tostado o tostándolo durante unos 5 minutos en una sartén, vigilando que no se vaya a quemar.